agosto 10, 2022

“Ya no respetan ni a los curas”

Pedimos oración por el sacerdote Óscar López”: Obispo de Tampico

Con profunda consternación y exigiendo al gobierno del estado de resultados en materia de seguridad pública, el obispo recalcó que se encuentran en proceso de negociación con los captores del sacerdote, que la noche del martes fue secuestrado camino a su casa, luego de salir de la iglesia San José Obrero.

Nora Castro / LA RED

TAMPICO.- “La delincuencia está creciendo, ya viene de años, va en aumento desgraciadamente hasta hoy habían respetado a la iglesia, pero ya no respetan ni a los sacerdotes”, lamentó el obispo José Luis Dibildox Martínez al hablar en torno al secuestro de Oscar López Navarro, párroco del municipio de Altamira.

Con profunda consternación y exigiendo al gobierno del estado de resultados en materia de seguridad pública, el obispo recalcó que se encuentran en proceso de negociación con los captores del sacerdote, que la noche del martes fue secuestrado camino a su casa, luego de salir de la iglesia San José Obrero.

Dijo que se mantuvo contacto vía telefónica con el cura que se encuentra retenido, quien tiene 40 años aproximadamente y 6 años al servicio del sacerdocio,  y a quien catalogan como una persona seria, tranquila y sin problemas, que jamás recibió una amenaza de esta índole.
“Están en plan de negociación, no sabemos quiénes sean, lo que sabemos que los padres de esa comunidad han sido muy discretos y no han dicho nada por no poner en riesgo la vida del padre”.

Dibildox Martínez, se dijo preocupado ante esta situación, ya que es el primer caso que se presenta dentro de la diócesis que él representa, dijo que a pesar de tener un nuevo gobierno aún no se ha podido abatir la inseguridad.

“Es la primera vez que sufrimos esto aquí, ya ha pasado en Veracruz, en Victoria, ha pasado en otras parte pero nunca a había sucedido aquí”, detalló.

Dijo que están elevando sus oraciones al ser supremo para que los secuestradores traten de actuar lo humanamente.
Reconoció el aumento de la delincuencia que ha provocado el exilio de las personas y que hasta hoy no se había vivido dentro de la iglesia católica.