julio 5, 2022

Abren exposición con motivo del 174 Aniversario de la ciudad

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Con motivo del Aniversario 174 de la ciudad, el archivo preparó esta muestra que hace una reflexión de cómo era el retrato fotográfico en las primeras cuatro décadas del siglo pasado y qué lectura puede ofrecer para las actuales generaciones.

El corte del simbólico listón inaugural estuvo a cargo de Juan Ángel Martínez Salazar, secretario del ayuntamiento de Nuevo Laredo, y de Guillermo Domínguez, director de gobierno.

Martínez Salazar señaló que esta exposición se presenta como una excelente opción para que los padres de familia lleven a sus hijos e inculquen el conocimiento de la historia regional.

Carlos Zúñiga Garza, coordinador del archivo, comentó que se exhiben más de 40 retratos de personas que nacieron o radicaron en Nuevo Laredo. Las imágenes están fechadas entre 1890 y 1940.

Explicó que el guion museográfico es producto de una investigación documental y selección de imágenes hecha por el personal de este archivo, bajo una visión de tipo antropológico.

Las imágenes son parte del acervo fotográfico del Archivo General, así como otras que fueron prestadas por algunas familias locales para enriquecer esta exhibición que durará abierta al público durante el verano.

Zúñiga dijo que la fotografía es un documento que posee una lectura o interpretación, donde las actuales y futuras generaciones pueden ver cómo eran las costumbres, modas, idiosincrasia y economía de las sociedades del pasado. 

Originalmente el retrato era una práctica exclusiva para clases privilegiadas que podían pagar los servicios de un pintor, pero con la invención de la fotografía a mediados del siglo XIX se convirtió en algo más accesible para las nuevas clases burguesas.

Con el tiempo la tecnología evolucionó y bajaron los costos de la fotografía. Así comenzó el siglo XX con el uso cada vez más generalizado del retrato fotográfico, incluso para dejar registro de momentos importantes de la vida, como la celebración de un nacimiento, de un matrimonio o incluso de una persona fallecida.

Entre 1900 y 1930 el retrato fotográfico todavía era concebido como una forma de perpetuar la imagen de una persona, pero a la vez de reflejar su estatus social, su personalidad y características psicológicas.

Incluso había retratos impresos en pequeño formato que eran entregados como si fueran tarjetas de presentación, una costumbre creada en Francia y que en México duró hasta la primera década del siglo XX.

También fue la época en que se intentó lograr imágenes a todo color y se experimentó con el uso de lápices, acuarelas, óleo y anilinas para conferir mayor realismo a las impresiones en blanco y negro.

Las costumbres heredadas del siglo XIX poco a poco cayeron en desuso y se simplificaron las ambientaciones de fondo, aunque las poses de los retratados conservaban la intención de emitir un mensaje.

Así, un hombre bien erguido denotaba firmeza, masculinidad y poder, mientras que una dama ligeramente inclinada simbolizaba delicadeza y sumisión femenina, por citar dos ejemplos.

Fue la época en que se establecieron en Nuevo Laredo los primeros estudios fotográficos, algunos como sucursales de los ya existentes en Monterrey, aunque algunos neolaredenses preferían acudir con fotógrafos de Laredo, Texas.

En esos años también surgieron distintos formatos de impresión que marcaron época, como los retratos ovalados con vidrios convexos que antaño adornaban “como joyas familiares” muchos hogares de la ciudad.

Dicha exhibición permanecerá abierta a todo el público en la sala de exposiciones temporales del Archivo y tiene un horario para visitas de lunes a viernes, de 8:00 a 15:30 horas, y los sábados de 9:00 a 13:00 horas.

El Archivo General del Municipio “Juan E. Richer” está ubicado en el edificio de la antigua estación de ferrocarril, frente al crucero de César López de Lara y Arteaga.