mayo 26, 2022

Acaba temporada de caza con 4% más de cazadores

La temporada de caza 2021-2022 inició en Tamaulipas el 12 de noviembre al 20 de febrero

Pese a los dos años de pandemia a cuestas, la recién concluida temporada de cacería de venado cola blanca no sólo se sostuvo en el ánimo del turismo cinegético nacional y extranjero, sino además alcanzó un cuatro por ciento arriba.

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Pese a los dos años de pandemia a cuestas, la recién concluida temporada de cacería de venado cola blanca no sólo se sostuvo en el ánimo del turismo cinegético nacional y extranjero, sino además alcanzó un cuatro por ciento arriba.

Rolando Peña Hinojosa, presidente interino de la Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados (ANGADI), dijo que las cifras con incremento en el número de cazadores están enlazadas al 3.5 por ciento de aumento en el número cintillos expedidos para todas las especies en esta temporada.      

La temporada de caza 2021-2022, dio inicio en Tamaulipas el 12 de noviembre y concluyó el 20 de febrero, en tanto en Coahuila inició el 19 de noviembre y terminó el 30 de enero, y en Nuevo León fue del 26 de noviembre al 6 de febrero.

“No obstante haber sido el estado de Tamaulipas el último en concluir la temporada de cacería, no significa ventaja alguna en que se haya sumado un mayor número de especies para el turista cinegético”, comentó.

Fue entonces que comentó, pese al enfrentar desde el 2020 los efectos de la pandemia, la situación se sostuvo en el número de cazadores, no sin hacer a un lado algunas dificultades propias del efecto de las medidas sanitarias, pero se salió adelante.

“Tal sería el caso en esta temporada que recién concluyó, al registrar una ligera baja de cazadores extranjero, pero cuya cifra fue cubierta con un aumento en la misma proporción de cazadores nacionales”, asentó.

Peña Hinojosa, destacó que aun cuando ha sido cuestionada la cacería mediante una propuesta en el Congreso de la Unión para su desaparición, está comprobado que dicha actividad representa un ingreso económico para el campo.

La renta de ranchos, el mantenimiento de estos, caminos y brechas, así como la generación de empleo en cada temporada de cacería, está comprobado como un gran beneficio extensivo, puntualizó.