mayo 19, 2022

Alarmante el bajo nivel de las presas en la región

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Para los ejidatarios de la región, la siembra permanecerá varada hasta que aparezcan lluvias, luego que los efectos de la sequía son alarmantes debido al reporte a la baja de la mayoría de las presas en la región y la mayor parte de Tamaulipas.

Alejandro López Robles, dirigente del Comité Municipal Campesino, la situación de alarma desprende de los niveles que actualmente registran las presas de Tamaulipas, luego que en la Presa Cerro Prieto apenas tiene un almacenamiento del 8.94 por ciento.

Hizo saber que de acuerdo a los datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en la Cuenca del Río Bravo, La Falcón tiene el 16.28 por ciento, mientras que, en la cuenca del Río San Juan, la presa La Boca tiene 18.21 por ciento y Las Blancas 20.86 por ciento, mientras en la Cuenca del Río San Rafael, la presa República Española tiene 29.21 por ciento.

Destacó que las posibilidades de siembra han desaparecido, desatando una alerta máxima por la sequía en la ribereña y los niveles alarmantes de las presas, además de que la situación no es privativa de Tamaulipas, sino también en Nuevo León.

“Todavía hace una semana salió una publicación de un medio nacional que habla de una sequía en el norte del país que no se había visto en mil 200 años, lo que nos da una idea clara de la crisis”, acentuó.

Destacó López Robles sobre el avecinamiento de tiempos muy complicados, porque en temporada de calor que se aproxima, en los meses de en junio, julio y agosto, se incrementa el consumo y la evaporación de agua.