Aseguran “blindaje” para proteger a los migrantes

Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS .- El Gobierno de Tamaulipas buscará ‘blindar’ las repatriaciones migrantes para evitar que sean presa fácil de la delincuencia organizada, anunció el gobernador Américo Villarreal Anaya.

Tras su visita a la zona fronteriza de la entidad donde se reunió con autoridades estadounidenses, mencionó buscarán coordinarse para proteger a los migrantes tras su deportación.

En este sentido, comentó que se buscará que las deportaciones de los migrantes se hagan estos horarios con la finalidad de que estos sean recibidos por las autoridades de seguridad pública.

“Preferentemente pudiéramos estar buscando que sean dos horarios. Ya hicieron un avance en ese sentido de acuerdo a las condiciones de la luz del día para que traten de evitar hacerlo en las noches y también cuando hay circunstancias de bajas temperaturas para no exponerlos en esa condición”.

Dijo que durante la mesa de seguridad realizada el lunes en Nuevo Laredo también se acordó poner mayor atención a los procesos de repatriación porque a veces no existe una coordinación con las autoridades americanas.

“Y queremos hacerlo así, y pueden a lo mejor repatriar conciudadanos a cualquier hora y cuando no hay las autoridades nacionales atentas a estarlos esperando en los diferentes horarios que pueden tomar esa decisión pueden estar sujetos a qué sean abordados, extorsionados o levantados por delincuentes organizados”.

Respecto a la alerta migratorias emitida por Canadá, reconoció que Tamaulipas no está exenta de hechos de violencia y abusos del crimen organizado hacia los migrantes.

“De lo que tenemos nosotros conocimiento dentro del secretariado de seguridad y la mesa de seguridad no estamos exentos de las circunstancias que lamentablemente la delincuencia organizada hace víctima a los migrantes”.

Sostuvo que en el caso de Nuevo Laredo dijo que no es alarmante el número de migrantes que están varados en espera de poder cumplir su ‘sueño americano’.

“En el caso de nuevo Laredo es muy poco lo que se está percibiendo en esta situación, tenían ahorita no más de 160 migrantes para la oportunidad de sus trámites en Estados Unidos”.

Actualmente las acciones del Gobierno en ese tema están enfocadas en Reynosa y Matamoros para darles el apoyo a través de los albergues que también tiene las organizaciones no gubernamentales “y en la medida de lo posible nosotros contribuimos en circunstancias de apoyo humanitario para que puedan tener está seguridad”.

Recalcó que están analizando de qué forma pueden coordinarse de tal manera que haya horarios para que las autoridades tamaulipecas los esperen en el lado mexicano.