Humberto Gutiérrez

Para mejor entender los resultados electorales de este domingo en las elecciones de los estados de Nayarit, Coahuila, Estado de México y Veracruz, primero debemos decodificar la identificación  del régimen político de México.

El régimen político que se lleva en México es DEMOCRACIA en el que el pueblo participa en el gobierno mediante la elección de sus representantes.

Es la definición pura y llana.

Por supuesto que hay sub clasificaciones, caemos en México en una democracia representativa y social.

Representativa porque el pueblo ejerce su soberanía a través de sus órganos representantes: el Presidente de la Republica, los gobernadores y los presidentes municipales, así, en ese orden para lo cual existen facultades específicas.

Y social es porque esa  soberanía se otorga tanto el ámbito político, social y económico.

De esa interpretación acudimos a los dichos o refranes que han hecho de la democracia mexicana popular: tanto en la democracia como el enamoramiento todo se vale, el fin es lo que cuenta, los medios son instrumento, haiga como haiga sido en remembranza con Felipe Calderón.

En la democracia mexicana se permite todo con tal de conseguir el poder público, caídas del sistema, robos de ánforas, actas que no llegan a su destino, borradas, que muestran inconsistencia, que dilatan el resultado en aras de negociar el resultado.

Los acuerdos cupulares para la democracia dirigida  es la última versión de la democracia a la mexicana.

A un año de la debacle del PRI en Tamaulipas se conoce cada vez más y se percibe que el PAN ganó en Tamaulipas derivado de esos acuerdos cupulares y que forma parte –no escrita- del Pacto por México.

La lectura a un año de que gano el PAN la gubernatura está más que explicable.

Continuando con las elecciones del Estado de México y partiendo como cierto de la democracia dirigida como una probabilidad que una gran parte de los mexicanos de que están manipulados los resultados podemos pensar mal sin estar engañados de que vamos a estar gobernados por los mismos, sean de cualquier partido político.

Como muestra tenemos en el fresco bote a gobernadores que por las siglas los partidos de izquierda PT, PRD y convergencia no se salvan cuantimenos el PRI y el PAN.

El “ ya merito”  ANDRES MANUEL salió más veces en la televisión y en las redes sociales que la maestra DELFINA, pareciera que el candidato era él y que si vencía MORENA al PRI y que el triunfo sería nada más que de él.

Se demuestra una vez más que no nada más fuerte que el estado, esta fue una elección de estado y con la apertura de la chequera logró ganar.

Faltaba más, la tierra del Presidente.

Solo con el crimen organizado que es más fuerte que el estado, nada ni nadie se le compara.

Los mensajes, nemes, caricaturas, chascarrillos en las redes sociales no muestran más que al ambiente del ánimo popular.

La ironía con sentido.

Este fin de semana fuimos todos testigos de un triunfo de quien en verdad lo merecía, triunfando sin trampas, limpiamente y de manera justa, demostrando que es mejor que sus rivales y dejando en claro porque es el mejor equipo.

Muchos estarán sorprendidos, muchos estarán inconformes, principalmente el dueño y el capitán y otros más que no siquiera esperaban ver perder.

Sin embargo el ganador, desde el principio de la jornada que empezó hace varios meses lo hizo bien mostrando la contundencia con buen final, con un buen cierre de la jornada.

Por eso hoy no me queda más que decir: Felicito al Real Madrid, Campeón de la UEFA CHAMPION league.

Notara usted más corta esta colaboración, por causas de fuerza mayor  sin haber internet fue la causa.