Comerciantes del gastronómico aumentan 15% sus precios

Comerciantes del gastronómico aumentan 15% sus precios

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Un quince por ciento elevaron sus precios los negocios ubicados en el nuevo mercado municipal de Tampico, ante el incremento en la materia prima, de acuerdo con lo informado p por los locatarios del área gastronómica que aseguran, continúan haciendo lo posible por no lesionar la economía del consumidor.

 Al respecto informó Gloria Zubieta Sánchez, dirigente de la Unión de Locatarios Unidos por los Mercados de Tampico, quien dijo que subió el precio del kilo de tortilla, la papa, el chayote y el limón por eso no pudieron mantener más sus costos y tuvieron también que aumentar en lo que es la comida corrida.
“Nosotros traíamos los precios desde que estábamos en el mercado temporal, siempre he dicho que hemos tenido el apoyo del alcalde con respecto a piso, y ése era un apoyo para nosotros de mantener los precios, pero el mes pasado desafortunadamente se dispararon los precios y aumentó la tortilla, el limón, la papa y el chayote que para nosotros son necesarios y no vimos en la necesidad de aumentar los costos”.
Expresó que no incrementaron mucho los precios ya que el mercado siempre se ha caracterizado por que se tienen costos muy económicos y fuera del mercado le sale a la gente  el doble el precio de una comida.
“Los que vienen aquí son empleados o trabajadores que ganan el salario mínimo, por eso hemos tratado de mantener los precios por eso subimos un 15 %, es poco lo que aumentamos el precio y vamos a tratar de mantenerlos porque al llegar la Semana Santa hay otros incrementos como el poblano, los chiles, el marisco, entonces vamos a procurar mantenerlos y esperemos ver si para Semana Santa si sigue esta tendencia nos vamos a ver en la necesidad de seguir subiendo precios”.
Manifestó que durante muchos años estuvieron con un precio de 30 pesos en la comida corrida y ahora cuesta 35 pesos por lo que aún sigue siendo accesible, pero sabe que hay gente que vive al día que si antes pedía la comida y un refresco ahora se priva de esa u otra bebida y pide un vaso de agua natural.
Refirió que afortunadamente no les ha bajado el consumo en lo que se refiere a los alimentos solamente en lo que es el refresco que cuesta 15 y 17 pesos, el agua 15 pesos  y el litro de agua de sabor a 20 pesos, por lo que tratan de economizar.