CUENTAS CLARAS – Grandes hechos, hoy añoranzas

CUENTAS CLARAS – Grandes hechos, hoy añoranzas

 

  • Destaca con Horacio; Bulevar Colosio, “fórmula fiscal” y obra Puente III.
  • Nos manda a la guerra sin fusil, reprochan priistas a Aida, dirigente estatal.
  • Aquí, el presupuesto más alto per cápita, incluso de San Pedro Garza García.  

 

Por Javier Claudio

 

Claridades. Plena la alusión al agua por parte la presidenta interina del PRI en Tamaulipas, Aida Zulema Flores Peña durante su visita a Nuevo Laredo, al mostrarse inodora, insabora e incolora ante medio centenar de priistas en el evento donde estuvo acompañado por José Hernández Cuesta, Secretario de Organización del tricolor en el estado. Sin levantar ánimo alguno, Flores Peña exhortó al activismo trabajar con entusiasmo, cual parodia del soldado aquél enviado a la guerra sin fusil.

Aclarando. El PRI exige una renovación total, gente con mente fresca para poder levantar con acciones contundentes y diferentes que conlleven por la unidad, le urge recuperar el carisma que alguna vez tuvo entre la ciudadanía. ¿Por qué no?, re adoptar modelos que alguna vez le funcionaron durante sus gobiernos, como es depender más de la ciudadanía para la integración de programas y proyectos. Es claro que el involucramiento ciudadano crea participación y confianza.

Claro que sí. Y similarmente sucedió con algunas administraciones de Gobierno de Nuevo Laredo, que como preámbulo bien destacarían los trienios de Horacio Garza, cuando sectorizó la ciudad y ubicó un regidor en cada uno para un mejor contacto con la ciudadanía. Funcionó y el Gobierno del Estado lo elogió por la decisión. Más adelante el entonces alcalde impulsó que los cargos de regidores fueran también por elección popular y no concretó por los mismos intereses que hoy aún prevalecen.

Clarín. Hay que decirlo; es innegable que Horacio tuvo buenos y grandes aciertos que guarda Nuevo Laredo con reconocimiento y añoranza, entre los que destacan aquél –cuando diputado federal– paró el operativo de vehículos americanos en Obregón y Maclovio Herrera, luego de acordar con el entonces Secretario de Hacienda Pedro Aspe Armella la aplicación del libro amarrillo y no el azul, por ser más baratos los precios para la regularización de vehículos en la región fronteriza. ¡Son hechos!

Claro que no. Ninguna administración pasa desapercibida la llamada “fórmula mágica” en el pago de predial y del agua, que no solamente amortizó la reducción de participaciones federales para Nuevo Laredo debido a la debilidad de este tipo de retribuciones, sino logró fueran elevadas sustancialmente y el beneficio es aún hasta la fecha. Otro es la creación del Bulevar Colosio, proyecto que logró ser cristalizado entre críticas de viento y marea, para así sacar de la ciudad el tránsito de camiones de carga.

Claroscuro. La creación del Puente III del Comercio Mundial, fue la obra-rúbrica de la segunda administración Horacio Garza Garza (1999-2001), al conjuntar ideas, esfuerzos y aportaciones económicas de la ciudadanía y muy particularmente de la Iniciativa Privada para que lograra contar no solamente Nuevo Laredo, sino Tamaulipas con el cruce internacional de mayor demanda y generador de recursos. A la obra se le conoce también, como la única autofinanciable en el Estado. Otro hecho.

Clarificando. Destacaría del gobierno a cargo de Enrique Rivas Cuéllar, que sin aumento a los impuestos ya existentes, ni la creación de nuevos y tampoco la contratación de ningún empréstito, el municipio de Nuevo Laredo ejercerá un presupuesto de Ingresos para el 2017 de dos mil 737 millones 682 mil 330 pesos con 64 centavos. Así, sostiene “no es tiempo de nuevos impuestos, ni tampoco de incrementar el costo de vida para los ciudadanos de Nuevo Laredo, es tiempo de cerrar filas”.

Sabía usted que. Salvo la actual administración municipal que será de solamente dos años, son casi nueve mil millones de pesos los que ejerce cada trienio de gobierno de Nuevo Laredo y cuyo presupuesto más similar es el del vigoroso San Pedro Garza García, Nuevo León, que sin embargo tiene 200 mil habitantes y otra cantidad similar serían flotantes. Por lo tanto, sobresale Nuevo Laredo como el municipio de mayor presupuesto per cápita en todo el país.