Da de baja Aduana casi el 80 por ciento de OCE’s en puentes

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.-  Envuelta en el silencio se ha hecho efectiva la anunciada substitución en parte del personal civil en las aduanas del país, al observarse en Nuevo Laredo que de un total de 180 Oficiales de Comercio Exterior (OCE) dedicados a la revisión sólo quedan 30 elementos.

Fue desde aquel aviso difundido por la Asociación Nacional de Aduanas de México (ANAM) en el mes de noviembre, sobre la baja del personal civil para ser substituido por elementos de la Guardia Nacional.

La revisión que aún tienen a cargo los restantes OCE’s es en un mínimo, mientras que la Guardia Nacional es quien con apuros suple este trabajo debido a su desconocimiento del ámbito aduanero, declaró un empleado administrativo.

“La mayoría ha sido desplazado en silencio y hoy las revisiones a cargo de la Guardia Nacional no salvan de algunas confrontas con quienes proceden de Estados Unidos con algún tipo de mercancía extranjera debido a su desconocimiento”, comentó.

Mencionó que según se conoce entre los empleados de la Aduana, algunos elementos de la Guardia Nacional alcanzar el grado de tenientes peor por contar con grado de preparatoria.

“Aquí el problema es que ninguno de los elementos que han suplido a los OCE’s tiene conocimiento alguno sobre comercio exterior y se manejan solo por criterio, lo que ha creado una situación sumamente difícil con el residente y los visitaste extranjeros”, dijo.

Fue en el mes de agosto pasado cuando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dio a conocer en el plano nacional que reemplazaría a todo el personal civil administrativo y operativo por militares en las 31 aduanas bajo su coordinación.

A la par entonces, una fotografía tomada a un oficio comenzó a circular entre las aplicaciones de mensajería instantánea de agentes aduanales, agentes de carga, consultores, importadores y exportadores en el que se menciona tácitamente que a más tardar el 5 de diciembre se comenzaría a cumplir dicha orden.