Demanda FECANACO investigar corrupción en Guardia Nacional

Pide esclarecer acusación contra GN

Los hechos que generaron un enfrentamiento entre vendedores de autos y elementos de la Guardia Nacional en San Fernando, deben de ser investigados por las autoridades federales y de haber responsables, aplicar las medidas necesarias, exigió Julio Almanza Armas.


Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA
TAMAULIPAS.- Los hechos que generaron un enfrentamiento entre vendedores de autos y elementos de la Guardia Nacional en San Fernando, deben de ser investigados por las autoridades federales y de haber responsables, aplicar las medidas necesarias, exigió Julio Almanza Armas.
“Ante estos hechos estamos pidiendo una investigación y sobre todo evitar estas situaciones, donde por el probable actuar de un elemento, se lesione la imagen de toda una corporación”, señaló.
El presidente de la Federación Estatal de Cámaras Nacionales de Comercio en Tamaulipas, indicó que debe de hacerse una investigación seria para definir si dentro de las filas de la citada corporación existen responsables.
Comentó que desde las primeras horas de este miércoles se difundieron algunas informaciones que resaltaron este enfrentamiento entre comerciante de vehículos y algunos elementos de la Guardia Nacional, que tenían funcionando un retén de vigilancia en la carretera Victoria-Matamoros, en el municipio de San Fernando.
“Estos hechos donde ciudadanos de San Fernando sostuvieron un encuentro violento con elementos de la Guardia Nacional, se ha derivado de una supuesta extorsión económica de 1800 dólares por un tema relacionado con autos”, señaló.
Expresó que en estos momentos, donde en una legislación muy cuestionada el mando de la Guardia Nacional está pasando al Ejército, debe cuidarse a detalle la imagen, institucionalidad, así como credibilidad de la Guardia Nacional, por lo que la investigación debe realizarse de manera expedita y creíble.
Durante este conflicto generado alrededor de las cuatro de la mañana del miércoles anterior, incluso los vendedores de vehículos americanos bloquearon la circulación de la citada carretera y no liberaron el paso hasta que el dinero que reclamaban le fue devuelto al afectado.