diciembre 4, 2022

Desafía Santiago Nieto a la FGR

Se niega a comparecer ante la Fiscalía General de la República

El extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, justificó su incumplimiento a comparecer escudándose en la responsabilidad que tiene como encargado de Despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

CIUDAD DE MÉXICO.- El extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto Castillo, justificó su incumplimiento a comparecer escudándose en la responsabilidad que tiene como encargado de Despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

El exfuncionario del Gobierno Federal fue citado para comparecer el pasado 25 de agosto ante la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada en relación a la averiguación 0392/2020, de la cual es el principal denunciante donde se refiere al desafuero que se intentó en contra del exmandatario Francisco García Cabeza de Vaca.

“Si la Fiscalía Especializada considera necesaria la ampliación de la denuncia presentada por el titular de la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, esta tendrá que ser a través del servidor público que actualmente cuenta con las facultades y atribuciones legales para representar dicha Unidad”, dice en el oficio de respuesta a la Fiscalía, Nieto Castillo.

El exfuncionario argumenta el artículo 365 del Código Nacional de Procedimientos Penales que argumenta cuáles son los servidores públicos estatales que no están obligados a comparecer, entre los cuales se encuentran el procurador general de justicia o su equivalente.

Nieto, insiste en su último párrafo de respuesta a la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada que deberá comparecer el actual titular de la UIF.

Se presume que Nieto Castillo se resiste a comparecer porque teme que al acudir pueda ser detenido por denuncias que enfrenta por delitos de corrupción durante su periodo de titular en la UIF, cargo que ostentó hasta el 8 de noviembre del 2021, tras su salida del gabinete por la escandalosa boda desarrollada en Guatemala.