Esperan en Altamira 2 mil deportados

Esperan en Altamira 2 mil deportados

Campo no está preparado para recibirlos

Como resultado de las políticas migratorias establecidas por el Presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, en Altamira, ya  se están recibiendo  los primeros deportados.

Bernardo Gallardo / LA RED

ALTAMIRA.-  Como resultado de las políticas migratorias establecidas por el Presidente de los Estado Unidos, Donald Trump, en Altamira, ya  se están recibiendo  los primeros deportados.

El dirigente del comité municipal campesino, José Enrique Reyes,  dijo que a este organismos  se han acercado  varias personas, provenientes del país del norte, para solicitar la ayuda y tratar  de salir adelante  en esta nueva etapa de  su vida.

Enrique Reyes,   señaló el caso de Raúl Rodríguez,  un hombre que  tiene más de 8 días en la ciudad,  luego de haber sido enviado a la frontera  y sin dinero, llegando con  gran esfuerzo a la comunidad conocido como el “Fuerte”,  de donde es originario.

“Como pudo  llegó a su lugar de origen,  y ahora  hay que buscar la forma de como apoyarlo, como orientarlo con el gobierno municipal, estatal  y federal para que le puedan brindar un apoyo”, detalló.

El dirigente de los campesinos, reconoció que  el campo  de Altamira no está preparado para brindar trabajo a todas las personas que sean deportadas, con bajas en la producción y otras situaciones adversas.

“Las cosechas ya no son como antes,  las lluvias han sido muy retardadas,  ya no son cosas de uno verdad,  pero  no está preparado el campo, hay muy poco empleo”, es parte del panorama que señaló José Enrique.

Ante esta situación,  la esperanza  son las oportunidades generadas  a través de otros sectores como el industrial con la llegada de más empresas y apertura de maquiladoras, atendiendo el reclamo que pueda surgir por una fuente de empleo.

De continuar  actuando, en los Estados Unidos,  de manera rígida en  el tema  migratorio, con la instalación de retenes y operativos para detectar indocumentados, José  Enrique Reyes, calcula que a esta ciudad podrían arribar cerca de 2 mil personas.

El líder de los campesinos, recordó  que mucha gente del campo decide emigrar  con el objetivo de lograr una mejor calidad de  vida,  pero en ocasiones no se preparan  para hacerle frente a situaciones como las que hoy se registran en las ciudades del país del norte.

“Se van a buscar una mejor vida, buscar un patrimonio para la familia, pero a veces muchos se van y no tratan de ahorrar,  viven la vida bien y cuando regresan, regresan sin dinero,  y los que van por dos años logran el objetivo, no todos tenemos la misma suerte”,  es parte de la problemática  que detallo Enrique Reyes.