Gasto y desgaste no recuperado el desvío de cruces a Colombia

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Para el sector autotransporte de carga, el desvío de cajas vacías que se realiza por la Aduana de Colombia, Nuevo León desde hace un año, es una operación de pérdida, por ser un gasto y desgaste de equipo que jamás se recupera.  

Raúl Ortegón Martínez, empresario transportista integrado a la Asociación de Transportistas de Carga de Nuevo Laredo, dijo que a las pérdidas no recuperables del transportista se sumaría el Gobierno Municipal al bajar sus ingresos por menos aforos.

Las pérdidas en el sector transporte las enfrentamos desde el año pasado, al determinare el desvío los camiones vacíos hacia el Puente Colombia-Solidaridad, ocasionando con ello gasto de diésel y refacciones, el que se genera al recorrer alrededor de 30 kilómetros por aquella ruta.

La implementación de esta medida fue por parte de la Oficina de Operación de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), según en la intensión de desahogar el cruce de carga en el Puente III.

“Del todo, no estamos cerrados a la disposición que pretende bajar las filas de exportación por Nuevo Laredo, pero es innegable que nos generará un gasto en diésel y refacciones cruce de vacíos por la Aduana Colombia”, dijo.

De acuerdo a datos aportados por otros empresarios del sector transporte, son 35 kilómetros de Nuevo Laredo a la Aduana de Colombia, Nuevo León y otros 35 kilómetros más hacia Laredo, Texas, lo que suman 70 kilómetros, con un equivalente de entre 12 y 15 litros.

Según las cifras estimadas por el sector transporte contemplan un gasto adicional de casi 400 pesos por camión que el cruce por la aduana neolonesa y cuyo número alcanzaría las tres mil unidades, además del gasto que incluye desgaste de refacciones del camión.

Según la CBP está medida no está estimada para los camiones de carga que cruzan al lado americano, los que podrán regresar vacíos por el Puente III del Comercio Mundial o de Colombia, Nuevo León, hacia México.

Si bien la medida pretende el descongestionamiento del Puente del Comercio Mundial, el desgaste económico es inminente e inoportuno por la situación económica y la dinámica que se irrumpe con esta medida.