julio 6, 2022

Ineptitud, nepotismo y corrupción en Gobierno de Altamira

Habitantes denuncian anarquía en Villa Cuauhtémoc

El gobierno del alcalde, Armando Martínez Manríquez sigue siendo cuestionado por la ineptitud con la que se conduce, al gobernar el municipio, echándole la culpa a anteriores administraciones, como es la costumbre de todos los gobiernos que se rigen bajo las normas de la 4ta. Transformación.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- Violando el principio de autoridad y el principio de libertad democrática, el alcalde de Altamira Armando Martínez Manríquez es acusado por los habitantes de la zona rural de no tener palabra e imponer el anarquismo en la urbe industrial, silenciando las inconformidades de la sociedad con obras chafas, queriendo tapar el sol con un solo dedo, denunciando despidos injustificados y funcionarios que tienen doble sueldo.

Patricio Peña ex comisionado ejidal en Villa Cuauhtémoc, refirió: “al alcalde no le interesan nuestros hijos, abuelitos, el presidente cuando anduvo en campaña me buscaba en mi casa, hoy me contesta la asistente y da largas a la solución de problemas, ya pasaron tres días intentando dialogar con el alcalde para hacerle sentir la necesidad de la población y no nos ha dado solución”.

Añadió que la principal preocupación que tienen en el norte del municipio es que el Gobierno de Armando Martínez quiso imponer a un delegado que ni siquiera es del municipio, el cual fue propuesto por el cabildo, hace algunos meses y a más de medio año del actual gobierno, el Alcalde quiso simular unas elecciones para imponer a un morenista de nombre Juan Miguel Gómez.

Dijo que es urgente que el alcalde lance ya la convocatoria para elegir al próximo delegado, pues han pasado todos estos meses y siguen sin un representante, retando al Presidente Municipal a que se faje los pantalones y gobierne para todos sin diferencia de ideologías y que permita que gente del municipio y sobre todo con la experiencia necesaria y el conocimiento de la zona, tome las riendas de cada una de las dependencias municipales.

Pues al sector le urge tener un representante que haga gestiones a nombre de quienes ahí viven, y poder elegirlo por la vía democrática con la participación de todos, pues la democracia simulada de la 4T, es una severa irreverencia al convocar a una elección que finalmente de tres ganadores seria el cabildo el que designara al nuevo delegado, lo cual convierte en un fraude para la sociedad.

El plazo para elegir delegados en el municipio es de 60 días, sin embargo por temor a perder el control de la zona norte, el mandatario local ha ido aplazando las elecciones para delegado de Villa Cuauhtémoc, al grado que han pasado casi 9 meses sin que se ejerza la democracia.

El gobierno del Alcalde, Armando Martínez Manríquez sigue siendo cuestionado por la ineptitud con la que se conduce, al gobernar el municipio, echándole la culpa a anteriores administraciones, como es la costumbre de todos los gobiernos que se rigen bajo las normas de la 4ta. Transformación.

Desde una déspota funcionaria en la Dirección de Comunicación Social, como lo es la conductora de radio grupera, Cintia Jaime,  quien en nueve meses al frente del cargo no ha entendido que la relación con los medios de comunicación es de vital importancia para canalizar las necesidades de la sociedad y al contrario los ve como enemigos, operando con pseudo periodistas y medios de comunicación que tienen nula presencia.

Otra de las dependencias donde gobierna la ineptitud, es en la Comapa Altamira, operada por el Ing. Omar Hernández Leines, quien por favores políticos se encuentra al frente de este organismo, tema del que hablaremos en una siguiente entrega de nuestro periódico La Red de Altamira.

Adelantándoles que a este funcionario también le ha quedado grande el puesto, debido a que los problemas con la infraestructura son constantes, desde fugas de agua potable, drenajes que continúan causando problemas, además de una lentitud para solucionar problemas debido a que le falta capacidad y no conoce el municipio donde trabaja como funcionario público.

Los inconformes que bloquearon el pasado jueves la carretera Tampico-Mante a la altura de Villa Cuauhtémoc, denunciaron como el titular de la Comapa Altamira tardo en dar la cara, enviando agua sucia a los lugareños, quienes retaban al funcionario a usarla para bañarse, pues no tiene la minina empatía con el pueblo altamirense, donde además residentes de fraccionamientos se quejan por el elevado costo del agua, el cual sube constantemente, llegando a superar los 30 pesos sobre el costo que se había mantenido estable en  las administraciones anteriores.