septiembre 28, 2022

Lluvias permitirán trasvase de agua el mes de noviembre

Descartan daños en siembras debido a fuertes aguaceros

Los reportes señalan que el arroyo Topo Chico y El Lobo, que reportan agua a la presa El Cuchillo y Marte R. Gómez, mejorarán la captación de estos embalses y por supuesto que representan una buena alternativa para mejorar el servicio de agua a Monterrey y su zona metropolitana, indicó.


Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA
TAMAULIPAS.- Los escurrimientos naturales, luego de las lluvias que se han presentado en el noreste del país, han generado que las presas en Chihuahua estén prácticamente al 100 por ciento y que las de Nuevo León capten también un buen porcentaje, lo que permitirá que haya un trasvase en noviembre, de acuerdo al tratado de 1996, señaló Ariel Longoria García.
Los reportes señalan que el arroyo Topo Chico y El Lobo, que reportan agua a la presa El Cuchillo y Marte R. Gómez, mejorarán la captación de estos embalses y por supuesto que representan una buena alternativa para mejorar el servicio de agua a Monterrey y su zona metropolitana, indicó.
“Esto generará también las condiciones para que la presa El Cuchillo capte más agua de los escurrimientos, lo mismo que la presa Marte R. Gómez”, refirió el secretario de Desarrollo Rural en Tamaulipas.
Los reportes que se tienen son en el sentido de que está lloviendo en varias partes de esta zona del país desde la semana pasada y que estos también indican que continuarán las lluvias para este miércoles.
“No podemos señalar que pueda adelantarse el ciclo de siembra, ese riesgo tiene que ser valorado, por ahora se debe de trabajar en prestar la tierra para que esta capte más humedad, la fecha de siembra en el norte del estado en temporal inicia el 29 de diciembre”, recordó.
Comentó que más que perjudicar la caída de un buen promedio de pulgadas de agua, será benéfica para las actividades agrícolas y pecuarios de Tamaulipas.
En la zona norte ya se había levantado la totalidad de la cosecha y en estos momentos los productores trabajan en la de la tierra para que esta pueda captar más humedad, mientras que en el sur del estado, unas 600 mil hectáreas sembradas de sorgo, soya y otros cultivos, van a ser beneficiados por esta humedad.
“No hay reportes de daños y en aquellos casos en donde hay un exceso de humedad, una rápida acción por parte de los agricultores para derogarla ayudará a que las plantas que pueden sufrir un leve estrés, se exigieren y derogarla la humedad”, indicó.