Plan “B” impacta en estructura del IETAM

Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- Al aprobarse el proyecto de reforma electoral, conocido como “Plan B”, actualmente en análisis en la Cámara de Senadores, impactaría en una reducción en el número de integrantes de los consejos municipales y distritales del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM).

“Paralelo a ello contempla también una reestructuración o reingeniería de las estructuras electorales, lo que implicaría –de aprobarse el Plan B– llegar a recortes de personal en algunas áreas”, confirmó Juan José Ramos Charre presidente del Instituto.

Lo anterior obligaría al Ietam a solicitar ampliaciones al presupuesto de egresos aprobado para este ejercicio fiscal 2023 para lo que comprendería el pago de indemnizaciones a quienes fueran despedidos, toda vez que es algo que no se tiene contemplado y es parte de lo que se redujo para este año.

“Es importante que las modificaciones legales se hagan oportunamente, toda vez que por mandato constitucional no puede haber cambios legales 90 días antes de que inicie el año electoral que es en septiembre de este año, de tal manera que el reloj legislativo estaría corriendo para que se dé el proceso de armonización a más tardar en los primeros días del mes de junio”.

Comentó que el proyecto de reforma electoral se encuentra en la Cámara de Senadores, prácticamente por aprobarse en los primeros días de febrero, donde hay una parte que también tiene que ver con la integración de los 22 consejos distritales y los 43 municipales.

“Ahí se habla de una reducción en cuanto al número de integrantes de cada consejo, sea municipal o distrital; actualmente la ley habla de cinco consejeros y consejeras por cada consejo, la propuesta de reforma federal habla de una disminución de hasta tres consejeros”, apuntó.

Ramos Charre señaló que, de acuerdo a la geografía electoral del estado, hay alrededor de 30 municipios cuyo número de casillas des reducido, como el caso concreto de San Nicolás, es que es el más pequeño en cuanto al número de electores “y ahí se tiene que instar un consejo o tendríamos un consejo municipal con tres integrantes”, apuntó.

Admitió que el famoso “Plan B”, además de reducir el número de integrantes en los consejos, traería un eventual despido de personal.