Refuerzan el reconocimiento a la identidad tamaulipeca en este 2023

José de Jesús Medina / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- En el marco del regreso a las clases el gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, con la presencia de alumnos de la secundaria federal uno y preparatoria número dos, así como acompañado de personal docente, funcionarios, autoridades civiles y militares, es como el mandatario estatal realizó la ceremonia protocolaria dónde se izó el lábaro patrio en las instalaciones del parque la loma este lunes nueve de enero en Ciudad Victoria.

Dijo que con estas acciones se refuerza el reconocimiento a la identidad tamaulipeca en este 2023 con el inicio de actividades escolares con más de 950 mil alumnos en educación básica y media superior.

Agradeció en un mensaje a las fuerzas armadas por la solemnidad expresada misma que refrenda el carácter siempre leal de las fuerzas armadas a la patria, a sus instituciones y al pueblo de México.

También consideró que, desde el punto de vista civil, dicha ceremonia representa el amor que cada uno de los presentes debe de tener cada uno de nosotros por nuestra mexicanidad y por la pertinencia a esta tierra tan extraordinaria y noble que es Tamaulipas.

Agregó el gobernador; “Sobre todo en esta época en los que los cambios en la era tecnológica de manera acelerada afectan el perfil humano de nuestra convivencia, de ahí que promovamos el civismo en ceremonias como esta, en todas partes y todo el tiempo, de ahí que sea tan importante el fortalecimiento de los más elevados valores del humanismo, que propone la colaboración, la conciliación y una participación socialmente responsable hacia nuestra comunidad y frente a los demás.

Este 2023 será un buen año para Tamaulipas, ante los desafíos que vengan como la amenaza del camino tecnológico que promete conectar a las personas, pero en realidad las aísla, o como el mal uso de las plataformas digitales, la pérdida de valores, o la enorme desigualdad persistente, podamos enfrentarla”, finalizó.

Manifestó que busca que el futuro de Tamaulipas no sea un accidente si no que lo trace la voluntad y sea el resultado del trabajo que se hace con una dimensión cívica donde el amor por la patria y a nuestros semejantes abra cada vez más espacios a la solidaridad y a una responsabilidad a la que es humanamente imposible de renunciar.

Para finalizar expresó: “Dejémonos de ser espectadores, convirtámonos en actores de nuestro propio futuro”.

Reiteró mis mejores deseos para que esté 2023 sea un año de plenitud, de salud, y de toda clase de éxitos, un año muy feliz para todos los tamaulipecos, finalizó el Ejecutivo Estatal.