Reporta CEAT que sigue bajo el almacenamiento en presas

Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA

Un almacenamiento de 2 mil 583 millones de metros cúbicos de agua (mm3) equivalente al 40 por ciento registran las 7 principales presas de Tamaulipas, además de la derivadora en el municipio de Abasolo y el sistema lagunario de Tampico.

Américo Rendón Dueñez, director de Distritos y Unidades de Riego de la Comisión Estatal del Agua en Tamaulipas (CEAT), aclara que en este informe no se incluyen la “Falcón y Amistad”, aunque las precipitaciones pluviales ocurridas en septiembre permitieron que el nivel de algunas ellas mejorara.

Aunque de estas solo tres están entre un 27 y 19 por ciento de su almacenamiento en tanto las restantes se encuentran con buen nivel de agua, derivado a los escurrimientos captados en los últimos tres meses del 2022.

Por ejemplo, la “Marte R. Gómez” por el trasvase de 200 mm3 que recibió El Cuchillo, registra 538,99 mm3, lo que representa el 68.4 por ciento, y este volumen completa para cumplir con el ciclo agrícola del Distrito de Riego 026, bajo Río San Juan, donde se establecen 65 mil hectáreas principalmente de sorgo y maíz.

Mientras la presa “Vicente Guerrero” que abastece del recurso hídrico a la población del centro del estado y que fue el tercer embalse más afectado por la sequía ocurrida el año pasado, se encuentra con 865.78 mm3, equivalente al 22.1 por ciento.

En cuanto a la derivadora “La Patria es Primero” tiene 18.52 mm3, es decir el 46.9 por ciento; mientras “La Pedro José Méndez” que se localiza en el municipio de Hidalgo registra un 43.5 por ciento con un almacenamiento de 13.59, y “La República Española” de Aldama 1064 mm3, que representa el 19.4 por ciento.

“La Portes Gil” de Xicoténcatl, cuenta con 95.39 mm3, equivalente al 41.3 por ciento y “La Ramiro Caballero” en Mante tiene el 66.8 por ciento, lo que significa 376.64 mm3.

Por lo que respecta al sistema lagunario en Tampico, el acopio que guarda es de 641 mm3, es decir el 94.8 por ciento, por lo que esperan que este 2023 se tengan lluvias y que permitan una recuperación en los principales embalses de agua de Tamaulipas.