diciembre 2, 2022

Reprobados, serán evaluados por padres y maestros: CREDE

El lunes 18 de julio cierran ciclo escolar, el lunes 4, martes 5 y 7 de julio las ceremonias de graduación y del 11 al 15 de julio la entrega de documentación para los alumnos

Nueva modalidad tiene el rubro de reprobados en el sector educativo, al ser producto de una decisión donde participan maestros y padres de familia para determinan si es necesaria la repetición del ciclo para el educando.

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- Nueva modalidad tiene el rubro de reprobados en el sector educativo, al ser producto de una decisión donde participan maestros y padres de familia para determinan si es necesaria la repetición del ciclo para el educando.

Actualmente los planteles educativos han redoblado esfuerzos para abatir el porcentaje de reprobados al manejar un apoyo en este tipo de rezago en un promedio de 15 por ciento de los alumnos, declaró Miguel Jáuregui Salazar, titular del Centro Regional de Desarrollo Educativo (CREDE).

“Serán de 5 a 10 alumnos por salón de clases lo que de manera adicional se les brinde apoyo durante los días que restan de clases del presente ciclo, todo esto encaminado a normalizar lo aprendido”, comentó.

Asintió en que la selección de alumnos se ha hecho previa desde hace varias semanas, con la finalidad de crear grupos selector de alumnos para recibir apoyo en el aprendizaje que se les dio durante el ciclo.

Indicó que será el lunes 18 de julio cuando cierre el ciclo escolar, en tanto que desde la semana pasada la mayoría del alumnado permanece en exámenes finales de lo que sería el último trimestre del ciclo.

Entonces cada plantel educativo entra a un proceso administrativo y el lunes 4, martes 5 y 7 de julio las ceremonias de graduación y del 11 al 15 de julio la entrega de documentación para los alumnos, la cual será programada para evitar grandes concurrencias.

Destacó Jáuregui Salazar que entre maestros y padres de familia se llevará una coordinación encaminada al orden para determinar en números reducidos aquellos alumnos que deberán seguir en clases para asegurar su aprendizaje.