Por Juan R. de la Sota

 

Son inadmisibles, intolerantes, abusivos e injustos, los actos que el Consejo de la Judicatura Federal, está perpetrando contra sus trabajadores sindicalizados, comportándose como una institución humillante y violadora de la ley, de los derechos laborales y humanos e incumplidora de su obligación y deber de ejercer una correcta y eficiente justicia.

La mañana de este lunes, miles de empleados del Sindicato de Trabajadoresdel Poder Judicial de la Federación,  salieron a las calles de todo México, a protestar para defender sus derechos laborales y humanos y para exigir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación les sean respetados.

Realizaronuna manifestación pacífica en la sede de los tribunales de ese Poder en los estados y municipios del país, en horario de ocho a nueve, para no ausentarse de sus actividades laborales, en donde externaron su malestar y descontento por las abusos que en su contra se están cometiendo dicho Consejo de la SCJN.

A la acción de inconformidad se unieron empleados de Ciudad Victoria, Tamaulipas, quienes se plantaron frente a las oficinas de esa institución,instaladas en la capital tamaulipeca, denunciando a través de mantas y pancartas los abusos a sus derechos laborales y malos tratos.

Mediante un comunicado al pueblo de México, firmado por el Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional de dicho Sindicato, Jesús Gilberto González Pimentel, denuncian:

Lo que está haciendo nuestro movimiento sindical, es destapar de una vez por todas, la realidad de injusticias, que existen en el Consejo de la Judicatura Federal, el cual quiere evitar a toda costa  que la sociedad mexicana, se entere de los abusos de poder y el sinnúmero de violaciones  a derechos humanos que comete  en contra de sus trabajadores.

Nuestro gremio , ha decidió alzar la voz, por primera vez en la historia del Poder Judicial de la Federación, para luchar en contra de los atropellos, que a la dignidad de los trabajadores provoca y avala, día con día, el Consejo de la Judicatura Federal.

Niegan que este movimiento sea una farsa y que su líder busque protagonismo, para lograr la reelección, sino es una queja real de los abusos que en su contra se vienen contiendo.

Sin embargo, las únicas armas que estos trabajadores tienen para defenderse, son las manifestaciones y plantones de protesta, pues se encuentran entre la espada y la pared, ya que los trabajadores sindicalizados a cargo del Consejo de la Judicatura Federal, no tienen derecho al juicio de amparo.

Tampoco tienen derecho a que un tribunal independiente, resuelva sus conflictos laborales y de sanciones administrativas que les aplica  el nombrado Consejo.

En concreto, el Consejo, es juez y parte, es su patrón y al mismo tiempo, es quien resuelve los juicios laborales y administrativos de sus trabajadores sindicalizados.

Sus resoluciones, no pueden ser revisadas por ningún otro tribunal en este país, ni siquiera por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por así establecerlo una interpretación aislada  y gramatical del artículo 100, de la Constitución Federal. Así de abusiva e injusta, esta la justicia en México.

No es posible y hasta es increíble que una institución responsable de impartir justicia esté siendo acusada de cometer violaciones y abusos que derivan injusticias, al grado de obligar a sus trabajadores a protestar, para exigir respeto a sus derechos laborales y lo cual hace muchos años no lo hacían.

Esto, es preocupante y deberían ponerle pronta solución, porque se demuestra que este tipo de instituciones en el país y quienes la dirigen, no están haciendo bien su trabajo.

En el marco de la protesta, los servidores públicos denunciaron la exigencia de jornadas laborales inhumanas, al trabajar más de ocho horas, incluso hasta en la madrugada, sin pagarles horas extras, provocándoles desatención a su salud, a su familia y a sus hijos y por consecuencia ocasionando desintegración familiar.

Alto índice de enfermedades de hipertensión, crisis nerviosas, ansiedad, trastornos del sueño, riesgos de infartos y embolias.

Exigieron respeto a sus derechos laborales y el pago de sus actividades de acuerdo a lo establecido en la ley, porque con esto los responsables de la institución están incumpliendo y no hay quien frene sus abusos.

Aplican descuentos de aguinaldos y por incidencias de retardos, en porcentaje exagerado, les niegan el derecho a escalafón, los hostigan, entre otras graves irregularidades.

Mientras eso sucede, los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, gozan de un sueldo anual es de más de seis millones y medio de pesos.

El dato: Es correcto evaluar la calidad del desempeño de los trabajadores del Gobierno Estatal, pero lo más importante es que en los hospitales exista el medicamento suficiente para atender la demanda de los servidores públicos enfermos y sus familiares.

Por último, el líder estatal del PAN, don Francisco Elizondo Salazar, ofreció conferencia de prensa este lunes y decidió priorizar el uso del espacio en los medios para justificar con múltiples argumentos acusatorios  y sin pruebas sobre irregularidades por parte de la policía y el Programa de Resultados Preliminares las derrotas sufridas por el PAN en los Estados de Coahuila y México. Su prioridad es trabajar para llevar al PAN de Tamaulipas al triunfo en próximas elecciones y no debe olvidar que le exigirán buenos resultados y que de esto depende su futuro político.