agosto 14, 2022

RESEÑA POLÍTICA – La meta de los Diputados

Por: Juan R. de la Sota

 

Los diputados de la Sexagésima Tercera Legislatura del Congreso de Tamaulipas, tendrán que animarse, capacitarse y ofrecer una disculpa a los tamaulipecos, para recuperarse de ese fuerte golpe que les asestó su irresponsabilidad, flojera e ignorancia, luego de aprobar acciones legislativas que constituyen actos violatorios a las disposiciones de la Constitución Federal.

Es poco el tiempo que los legisladores dedican al cumplimiento de su compromiso y obligación y no sería mucho el esfuerzo el que lo realicen con responsabilidad y legalidad.

Tienen la obligación de entregar buenas cuentas a los tamaulipecos, porque es su obligación y porque además con los impuestos de los ciudadanos reciben  muchas comodidades, privilegios y  un sueldo  de entre 70 o 90 mil pesos, así como un vale de gasolina por 50 mil pesos, para su trabajo de gestoría y el cual es muy ralo.

Los diputados de  todos los partidos que representan el Congreso del Estado, ya cometieron el grave error de incurrir en un acto de inconstitucionalidad, ya hicieron las cosas mal, ya los van a corregir y ya les vetaron la ley, por lo que ahora deben capacitarse sobre la elaboración de leyes y estudiar la Constitución Política Federal y Local, porque no conocen todos los artículo de estas constituciones.

Las iniciativas de ley o propuestas de decreto las tienen que analizar, estudiar, discutir bien y modificar lo que haya que cambiar, sobre todo si su contenido está violando la Constitución Federal.

Es un acto irresponsable y una falta de respeto al pueblo que los actuales diputados aprueben leyes sin conocer o entender su contenido, como lo hicieron recientemente y que los hará trabajar doble, por desobligados e ignorantes.

El Diputado Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Carlos Alberto García González, no debe permitir le metan otro gol y convocar a todos los diputados a trabajar, junto con él, con responsabilidad, entrega y resultados, porque legislar al vapor y sin seriedad generaría graves errores que provocarían daños al Estado y a los tamaulipecos.

Carlos García, no demostró las habilidades, las muchas aptitudes y experiencia legislativa que sus colaboradores afirman que tiene, porque no se dio cuenta o no  informó del inmenso error que estaban cometiendo y ni tuvo elementos para justificarse y por ser el Presidente de la Junta de Coordinación Política de ese Poder, es el responsable de la equivocación.

Para que se realice un trabajo eficiente, claro, fructífero y legal que derive  en leyes que entren en vigor y no sean rechazadas, el Congreso debe ya poner a trabajar a los muchos asesores, dictaminadores y a otros abogadillos empleados de esta Legislatura, porque no es posible que perciban un buen salario y no aporten nada para evitar errores.

Los Diputados tamaulipecos tienen una gran responsabilidad y compromiso, el pueblo les paga para elaborar y aprobar leyes que promuevan el bienestar de la ciudadanía y el desarrollo del Estado, además para cumplir con labor de gestoría que atienda las demandas y necesidades del pueblo que representan.

Pero tal parece que a los legisladores no les interesa que en Tamaulipas se haga realidad el cambio prometido, que existan nuevas acciones que mejoren las condiciones de vida de los tamaulipecos y evidencian que sus errores los lanzan al sesto de la basura, pues mientras enfrentan un gran rezago legislativo, organizaron y convocaron a los empleados del Congreso, para junto con ellos, hacer ejercicio y exhibir sus canillas y arrugado cuerpo por calles de la ciudad.

Créame, eso harán, si no cambia la agenda para esta semana, entre hoy o mañana, el Diputado del PAN y Presidente del Congreso, Carlos García González, está citando para antes de las nueve de la mañana a todo el personal del Congreso, incluyendo a los legisladores, para encabezar una carrera, evento deportivo programado inicie en lugar aledaño al Congreso y los exhortó a prepararse fisca y mentalmente para que todos logren rebasar la meta.

Un representante popular pensante, inteligente, de amplio criterio, responsable y ambicioso de resolver las necesidades de su pueblo, jamás participaría en ese tipo de eventos y mucho menos se exhibiría de esa manera, cuando en Tamaulipas hay muchos problemas por resolver, sobre todo el de la inseguridad pública.

Mientras el Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, trabaja todos los días y realiza un gran esfuerzo para gestionar recursos económicos ante la Federación para el Estado, viaja a otros países para traer inversión que generen fuentes de trabajo a los tamaulipecos, resuelve las demandas de los campesinos, empresarios y otros sectores de la sociedad, los diputados se divierten participando en carreras callejeras que nada aportan a la sociedad.

Eso no es justo ni correcto, por lo que si los Diputados quieren mayor convivencia con los trabajadores del Congreso, también lo pueden hacer trabajando y resolviendo las necesidades del Estado y las demandas de los tamaulipecos.

El Dato: Los encargados de los departamentos de comunicación social  de algunas dependencias estatales y Ayuntamientos, ya deben sacudirse la modorra, pereza y la comodidad que los invade.

Sus jefes están generando mucho trabajo y con buenos resultados a favor de la gente, como se los ha solicitado el Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, pero la inexperiencia y la irresponsabilidad de quienes deberían difundir sus actividades impide que la ciudadanía conozca la buena labor que realizan en beneficio de los tamaulipecos.

Creo que despertarán y mejorarán, porque son buenos periodistas.