septiembre 29, 2022

Salvan lluvias la venta de “kilos baratos”

El sector ganadero vive un proceso de estrategias para aliviar la crisis económica, al frenar el movimiento de venta de becerro

“Con un desplome de casi un 75 por ciento en las ventas de ganado al extranjero y con un precio oscilante en 1.80 dólares por libra, se ha optado por realizar un compás de espera, para fortalecer el peso de los hatos mediante el alimento que dejó la lluvia en el campo”, declaró Felipe Fernández Martínez.

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- El sector ganadero vive un proceso de estrategias para aliviar la crisis económica, al frenar el movimiento de venta de becerro por representarles “kilos baratos” y así aprovechar el alimento que han dejado las recientes lluvias.

“Con un desplome de casi un 75 por ciento en las ventas de ganado al extranjero y con un precio oscilante en 1.80 dólares por libra, se ha optado por realizar un compás de espera, para fortalecer el peso de los hatos mediante el alimento que dejó la lluvia en el campo”, declaró Felipe Fernández Martínez.

El productor ganadero de la región dijo que actualmente son alrededor de 900 animales los que cruzan la frontera mensualmente a Estados Unidos para venta, no obstante que se llegaron a enviar hasta tres mil 500 cabezas de ganado.

“No es oportuno ni conveniente vender kilos baratos de ganado o sea alimentado de nuestro bolsillo, pues hay ahora que aprovecha los pastizales que dejaron las lluvias, engordar los hatos y entonces ponerlos en venta a mejor precio por su peso”, dijo.

Habló del alto precio que se paga actualmente por el grano para alimento del ganado, sin embargo, salva este desembolso las lluvias que se registraron recientemente y que incluye en algunos puntos de la región hasta pulgadas.

“Son estrategias que debemos aplicar para aliviar la situación, por una parte, recurrir a las ventas en el mercado nacional al caer la exportación y otra, aprovechar las lluvias para engorda de animales y ahorrarnos el gasto”, dijo Fernández Martínez.