Sin recursos para recibir a 30 mil migrantes al mes

DECLARÓ LA DIPUTADA FEDERAL ROSA GONZÁLEZ

La legisladora dijo que ‘a todo mundo’ cayó de sorpresa el acuerdo porque nadie imaginaba recibir a todos esos migrantes ya que México además, no tiene la capacidad para hacerlo pues dentro del presupuesto 2023 no se contempló dinero para la Comar (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados), dependencia del gobierno federal que se encarga de darles un estatus migratorio, por lo que no habrá recursos.

PILAR DANTÉS / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- La diputada federal Rosa González, dijo desconocer las bases sobre las que el gobierno federal sustentó el acuerdo con Estados unidos para recibir a 30 mil migrantes por mes, expulsados del país del norte y provenientes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, lo que seguramente va a complicar a los estados fronterizos y a todo el país en cuestión de seguridad, economía y salud.

“Tampoco sé qué vamos a hacer pues se necesita dinero para poder trabajar con toda esta gente que alguna se va a regresar (a EUA) y algunas otras se van a querer quedar en México”.

La legisladora dijo que ‘a todo mundo’ cayó de sorpresa el acuerdo porque nadie imaginaba recibir a todos esos migrantes ya que México además, no tiene la capacidad para hacerlo pues dentro del presupuesto 2023 no se contempló dinero para la Comar (Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados), dependencia del gobierno federal que se encarga de darles un estatus migratorio, por lo que no habrá recursos.

“Vamos a estar sin dinero, los alcaldes y los gobernadores de los estados fronterizos, vamos a estar con un problemón de gente que va a llegar vía terrestre, cruzando las fronteras, algunos se querrán regresar a Estados Unidos, otros van a querer quedarse en México pero pues para eso necesitamos dinero”.

Indicó que a partir del primero de febrero, la comisión a la que pertenece acudirá ante la SHyCP para solicitar recursos para la Comar pues de momento, está trabajando solamente con subsidios que le otorga la ONU, pero que se necesita crear fuentes de empleo y pensar en los servicios de salud y las necesidades que genere su estancia en el país.

Recordó que el pasado fin de año, pasaron al menos 5 mil venezolanos, lo que generó cierto conflicto social pero ya con 30 mil de diferentes nacionalidades al mes, el problema se multiplica para todos.

“Eso nada más fue en noviembre y diciembre y ahorita van a aceptar 30 mil mensuales son 200 y tantos mil al año, casi casi que la población de Tampico al año, es demasiada gente y la verdad es que nuestro país no está en posibilidades de recibir, no por xenofobia ni porque no quiera recibirlos, pero no tenemos las condiciones ni en salud, ni en economía, ni en nada”.

Insistió en que se debe hacer algo con ellos “porque si no, sabes qué pasa, que van a terminar ingresando a las filas del crimen organizado, buscando una manera de sobrevivir y terminan delinquiendo y se convierten en un problema de seguridad pública y en un problema de salud también”.