Congresos caros

Punto por punto

Raúl Hernández Moreno

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) dio a conocer que los 1,124 diputados que  hay en México –500 de ellos federales–  gastan al año 13 mil 551 millones de pesos, presupuesto similar al del gobierno de Baja California, con 13 mil 910 millones. Es también  similar al ejercido por 739 municipios juntos.

El Congreso más obeso es el de la Ciudad de México. Cada uno de sus 66 diputados,  cuesta 28.1 millones de pesos y en comparación, los más baratos son los de Puebla, con 3.5 millones de pesos.  Este es un dato que muestra que si en los congresos hubiese  voluntad, se podría reducir el presupuesto que ejercen, porque si en Puebla se puede operar con un gasto de 3.5 millones de pesos por diputado, igual se puede hacer en el resto de los Congresos.

El IMCO revela que en México hay un diputado por cada 133 mil 507 habitantes.

La Cámara Federal ejerce un gasto de 15.3 millones de pesos por cada uno de sus 500 legisladores que ganan 148 mil pesos mensuales, más lo que se acumule en el camino.

Los diputados locales ganan un promedio de 68 mil pesos mensuales, más lo que se les pegue en el camino.

Hay siete estados, Michoacán, Sonora, Baja California, Estado de México, Jalisco, Quintana Roo y la Ciudad de México, que ejercen mayor presupuesto, por diputado, que la Cámara Federal.

El estudio también detectó que en los Congresos hay exceso de  comisiones, para simular que trabajan mucho, como es el caso de Chiapas, donde hay 42 y solo hace falta crear la de asuntos sin importancia  o la de escobas y trapeadores. Obviamente  cada comisión  representa  ejercer un presupuesto exclusivo y de ahí el burocratismo.

En el caso de la cámara federal, de los 500 diputados  hay 28 que no cursaron  una carrera universitaria y hay 15 que poseen doctorados.

Entre los que  no fueron a la universidad, hay dos tamaulipecos. Abdies Pineda Morin, del PES, que solo estudio hasta secundaria; y Esdras Romero Vega, del PRI, que curso una carrera técnica.

Pero  ya sean burracos o cuerditas,  todos ganan igual: sus 148 mil pesos, tampoco importa que no cumplan con lo que ofrecieron a los ciudadanos de sus distritos electorales.

Los diputados federales en conjunto han presentado dos mil 938 iniciativas de ley, de las que han sido aprobadas 342, 402 fueron desechadas, 328 retiradas y hay mil 870 pendientes.

Los legisladores más chambeadores son los del Movimiento Ciudadano que en promedio han presentado 18.2 iniciativas por diputado; le siguen los del Panal  con 11.6, mientras que los más flojos son los del PRI con 3.6 iniciativas por diputado y los del PAN con 4.5.

Otro detalle  interesante del estudio es que desde el 2012 no ha crecido el número de curules en los congresos, pero en cambio el presupuesto que ejercen aumento 11.1 por ciento en términos reales.