agosto 8, 2022

“Nació muerto” Proyecto de Samuel

Esto al referirse a las intenciones del mandatario del vecino estado de pretender hacer uso de las aguas de la presa

Como una propuesta desafortunada fue calificada la pretensión del gobernador de Nuevo León, Samuel García, el pretender cubrir la demanda de agua que enfrenta esa entidad, llevando de la presa “Vicente Guerrero”.

Víctor Molina / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Como una propuesta desafortunada fue calificada la pretensión del gobernador de Nuevo León, Samuel García, el pretender cubrir la demanda de agua que enfrenta esa entidad, llevando de la presa “Vicente Guerrero”.

“Pues actualmente este vaso lacustre se encuentra al 20 por ciento de su capacidad de almacenamiento, además que resultaría deficitaria”, dijo Raúl Quiroga Álvarez, experto en materia hidráulica.

Y dijo que ello puede verse en la última publicación de disponibilidad de agua superficial donde la Conagua la tiene catalogada como deficitaria, es decir que no tiene suministro para soportar a un usuario adicional.

Esto al referirse a las intenciones del mandatario del vecino estado de pretender hacer uso de las aguas de la presa.

Aunque en su momento los funcionarios encargados tendrán que demostrar técnicamente que se trata de una propuesta muy desafortunada, pues solamente se cuenta con el recurso para resguardo, por lo tanto, durante los próximos dos o tres años el agua será utilizada por los victorenses, mientras llega la construcción de la segunda línea del acueducto.

Entonces oficialmente y de acuerdo a datos de Conagua ese proyecto anunciado por el gobernador de Nuevo León, mencionó está muerto antes de nacer.

Mientras otras de traer agua del Río Panuco para cubrir la demanda de la zona metropolitana de Monterrey, significa un tema que se planteó desde hace 12 años durante una reunión sostenida con personal de Servicios de Agua y Drenaje en donde aseguró es la única opción para solucionar el desabasto del vital líquido.

Respecto a la construcción de la segunda línea del acueducto de la presa “El Cuchillo”, en donde se contempla concluirlo en un periodo de dos años y con una inversión tentativa de 15 mil millones de pesos, dijo que se tiene un antecedente histórico en donde existen doce puntos de acuerdos firmados desde el 13 de noviembre de 1996, mismos que establecen una serie de compromisos por parte del Servicio de Agua y Drenaje de Monterrey, además de los gobiernos de Nuevo León y Tamaulipas, como de la Conagua.

Por ello habrá que explicar algunos aspectos como por ejemplo para su construcción, esta se llevaría cabo una vez que se cumplieran todos los compromisos.

Y uno de ellos era que Monterrey trataría sus aguas residuales y las dejaría con una calidad que cumpliera con la norma oficial mexicana para riego y que las depositaría a través de un emisor en la Presa Marte R. Gómez para beneficio del Distrito de Riego 026, lo cual jamás se construyó.

Otro de los acuerdos fue que se actualizaría el padrón de usuarios dejando abierta la posibilidad de realizar una depuración y ordenamiento, además de construir una presa de almacenamiento para aprovechar las aguas del Río Álamo y finalmente se construyó un tipo derivadora que nunca le ha dado servicio al 026.