Por Raúl Hernández Moreno

 

Los seis elementos a los que el panismo de Nuevo Laredo propuso como consejeros estatales, fueron electos en la asamblea efectuada el domingo en Victoria: el alcalde Enrique Rivas; el Subsecretario de Bienestar Social, Ernesto Ferrara; las regidoras Imelda Sanmiguel y Patricia Ferrara; la Oficial Segundo del Registro Civil, Leticia Meneses; y el militante Luis Mata Bernal.

Llama la atención que los panistas no convocaron a ninguno de los tres  diputados locales: Brenda Cárdenas, Carlos de Anda y Glafiro Salinas, incrustados los dos primeros en el grupo del ex alcalde Carlos Canturosas, en tanto que el tercero está solo. En  otras circunstancias, por lo menos uno de ellos  habría sido convocado.

En otro tema,  Felipe Garza Narváez  visitó esta frontera y realizó  un recorrido de medios de comunicación, para  ampliar detalles sobre los motivos por los que  renunció al PRI,  tras 32 años de militancia.

Rechazo que su renuncia sea una traición, “porque el que habla de frente no traiciona “ y  comentó que entró al PRI por la puerta  grande y por la puerta  grande salió.

También aclaró que renuncio al PRI, pero seguirá participando en política y mencionó que incluso  tiene  invitaciones de algunos partidos y que en su momento, si es importante,  dará a conocer lo que decida.

Garza Narváez  dijo que deja muchos amigos en el PRI y que la amistad está más allá de partidos o religiones.

Por  otra parte,  platicamos con el coordinador distrital de Morena, Gastón Herrera, quien está muy animado por el panorama tan positivo que se le presenta al partido, a un año de las elecciones.

Asegura que mucha gente se ha estado acercando al partido, incluidos personajes  que militan en otros institutos; dice que Morena tiene las puertas abiertas para quien quiera incorporarse, pero siempre y cuando se sumen al trabajo cotidiano. Es decir,  se descarta a los generales sin tropa, a aquellos que sin tener quien los respalde, quieren llegar a dar órdenes y  decidir candidaturas y el manejo del partido.

Esta clase de generales abundan en todos los partidos. Se trata de elementos que se sienten herederos de Maquiavelo y Rousseau,  discípulos de Cicerón y Demóstenes,  hermanos de Alejandro y Napoleón, y sin embargo la realidad los desmiente. No  traen nada en el morral.

En otro tema,  vaya joda que nos puso a los Dos Laredos, el tornado del domingo. El principal  daño es el cierre de la  aduana  y el puente III, durante tres días, por lo menos.

Cuando una  turba destruyó las instalaciones de la aduana el 29 de noviembre de 1992, que entonces estaban en el puente II,  en principio se creyó que se tardaría varios días en rehabilitar los equipos y sin embargo, al día siguiente se empezó a dar servicio.

Ahora los daños son mayores, con el añadido de que el fenómeno meteorológico  afectó las instalaciones de la aduana en las dos ciudades.

Y como la aduana es el motor que mueve la economía en Nuevo Laredo,  los  daños económicos con  millonarios.

Mientras el puente III este cerrado, la carga cruzará por el puente Colombia.